EL ESPIRITU DE LA CIENCIA F.Capra,D.Bhom,P.Davies,J.Lovelock y otros

EL ESPIRITU DE LA CIENCIA F.Capra,D.Bhom,P.Davies,J.Lovelock y otros

Reconocidos pensadores de diferentes disciplinas examinan la relación que existe entre el conocimiento científico y las dimensiones más profundas de la vida y de la conciencia humana. Reflexionan sobre el lugar que ocupa la ciencia en el conocimiento humano y en nuestro sistema de valores.

Señalo frases interesantes:

Los estados místicos parecen ser biológicos. Por ejemplo, la fuente de la vida eterna, con todo lo que puede aportar, parece tener algo que ver con la acción del corazón y el bombeo de la sangre.

Tanto místicos como científicos afirman la existencia de una unidad subyacente a la multiplicidad del mundo, el fundamento de la realidad y del ser, o de la conciencia.

La perspectiva de la hipótesis Gaia considera a los organismos y al entorno como un sistema de influencia recíproca y señala la importancia de la simbiosis y de la cooperación como fuerzas complementarias de la competición y a la lucha por la supervivencia.

llya Prigogine junto con otros investigadores han descubierto que el orden puede surgir del caos.

Rupert Sheldrake, su idea esencial de los campos mórficos facilitan que las cosas vuelvan a suceder si ya han ocurrido.

En el nivel más profundo creo que la verdad posee un aspecto transpersonal o impersonal que se reconoce por medio de una facultad interna e intuitiva.

El universo es uno; es nuestra percepción la que lo fragmenta y nos aliena de nuestro sentido intrínseco de pertenencia a él.

El espíritu es la única realidad que se encuentra más  allá de la mente y de la naturaleza.

Podemos ver como hermosa  la unidad y la complementariedad de las formas de conciencia racional e intuitiva. Todo lo que vemos en un contexto científico es algo limitado y aproximado.

La medicina occidental utiliza un modelo mecanicista newtoniano del cuerpo humano, al que considera como una máquina que puede ser analizada en función de sus partes. Sin tener en cuenta como esta parte es interdependiente con las demás. No se toma en cuenta cómo se relaciona con la función mental y otras funciones psíquicas. No se reconoce la unidad cuerpo-mente.

El conductismo sigue siendo todavía la psicología académica dominante y defiende su enfoque afirmando que es el  único “enfoque científico” del estudio de la conducta

La teoría de la psicoterapia se ve muy influida en la separación entre mente y cuerpo. Se separan los problemas psicológicos de los problemas físicos. El psicoanálisis clásico, al igual que la física clásica, se basa en el presupuesto de que el observador, es decir el terapeuta, está separado del fenómeno, es decir del paciente, y no influye en los datos.

El electrón no es ni una partícula ni una onda, es algo que está más allá, pero que en su interacción con el observador manifiesta propiedades de partícula o propiedades de onda.

Hay que tener en cuenta las interrelaciones entre mente, cuerpo y entorno para que tenga lugar una asistencia sanitaria preventiva.

Para tener una ciencia completa no podemos ignorar lo espiritual. La esencia real de la ciencia es la humildad.

La psicología transpersonal es realmente el intento psicológico de empezar a investigar lo espiritual, más allá del conductismo, del psicoanálisis clásico y de la psicología humanista.

Su objetivo es el estudio empírico y científico de los descubrimientos relevantes para el devenir, las amplias metanecesidades de los individuos y la especie, los valores últimos, la conciencia  unitiva, la experiencia cumbre, los valores del ser, el éxtasis, la experiencia mística, el sentimiento de sobrecogimiento, el ser, la autorrealización, la esencia, la bienaventuranza, la maravilla, el sentido esencial de la existencia, la trascendencia del yo, el espíritu, la unidad, la existencia cósmica, la amplia sinergia individual y de la especie, el máximo encuentro interpersonal, la sacralización de la vida cotidiana, los fenómenos trascendentes, el sentido cósmico del humor y de la diversión, la toma de conciencia máxima de los sentidos y los campos relacionados con todo ello.

Posted by Marcela 07 02, 13 Comentarios desactivados en EL ESPIRITU DE LA CIENCIA F.Capra,D.Bhom,P.Davies,J.Lovelock y otros
Read More

RECENSION DEL LIBRO LIBERTAD DEL SER de Annie Marquier

RECENSION DEL LIBRO LIBERTAD DEL SER de Annie Marquier

Nos falta liberar la conciencia de la materia, de la identidad con el ego para adoptar la perspectiva adecuada.

La verdadera felicidad y liberación está por encima de la vida material, se empieza a tener la sensación de querer buscar lo esencial en la vida, contribuir al bienestar del conjunto. Espíritu de servicio a la humanidad.

Cada uno escoge su camino y su responsabilidad espiritual. Podemos inspirar o dar ejemplo, pero cada uno debe avanzar por sí mismo, con su propio esfuerzo.

En la infancia es cuando se recrean casi todos los registros que condicionan posteriormente la vida adulta.

El conocimiento verdadero proviene directamente del SER. Las cualidades divinas están ahí.

Tener un permanente espíritu de servicio desinteresado sirve para recibir la luz del alma, el servicio es alegría.

Para poner en práctica los conocimientos adquiridos y hacerlo de forma consciente hay que mantenerse permanentemente en la posición de testigo, decirse a sí mismo la verdad.

Para poner en práctica los valores del ALMA:

          Desactivar las estrategias de la mente inferior, dejar de tener razón.

          Fomentar flexibilidad frente al cambio.

          Tolerancia.

          Ausencia de crítica destructiva.

          La inocuidad y la palabra correcta.

          La buena voluntad

          Saber elegir lo esencial.

          La humildad

          El dominio del tiempo

          Sencillez

          La alegría, el agradecimiento.

          El desprendimiento

          El buen humor.

          La capacidad de utilizar los momentos de crisis

          Salir de la inercia.

          El ejercicio de la voluntad.

Es importante cultivar las cualidades de los dos hemisferios del cerebro (derecho e izquierdo) para que el trabajo interior se haga de forma más completa y eficaz.

Cualidades del hemisferio cerebral izquierdo superior:

-Intelecto desarrollado, rico y abierto.

-Capacidad de concentración.

-Capacidad de reflexión inteligente.

-Capacidad de razonamiento claro y objetivo.

-Rigor.

-Fuerza de voluntad.

-Orden.

-Claridad de pensamiento.

-Disciplina.

-Equilibrio.

-Entereza.

-Silencio y control emocional.

-Potencia de acción.

-Realismo inteligente.

-Claridad de visión.

Cualidades del hemisferio cerebral derecho superior:

-Intuición.

-Creatividad.

-Capacidad de vivir el momento presente.

-Sensibilidad.

-Imaginación.

-Capacidad de innovar.

-Capacidad de comunicación cordial.

-Apertura a lo desconocido.

– Amor, ternura, calor humano, compasión.

-Un canal para todas las emociones positivas.

Posted by Marcela 07 01, 13 Comentarios desactivados en RECENSION DEL LIBRO LIBERTAD DEL SER de Annie Marquier
Read More

Recensión del libro de Erich Fromm ” el amor a la vida”

Recensión del libro de Erich Fromm " el amor a la vida"

La psicología académica estudia actualmente al hombre ubicándose en general en el punto de vista de la investigación de la conducta, “Conductismo”. Sólo se estudia lo que se puede ver y observar inmediatamente, lo que es directamente visible, pensable, medible.

El método de psicología profunda procede de otra manera, pregunta más bien por la calidad de ese comportamiento. Nosotros realizamos nuestras observaciones no sólo con el cerebro, sino también con el corazón. Desde el punto de vista del psicoanálisis no nos interesa en primera línea cómo se comporta un hombre desde un enfoque totalmente exterior, sino qué motivos, qué intenciones tiene y si éstos son conscientes o inconscientes. El analista oye con la tercera oreja, no ve sólo lo que se le ofrece, ve algo más, algo del núcleo de la personalidad que esta actuando en ese caso y cuyas conductas constituyen sólo una faceta de sus expresiones, una manifestación.

Podemos reconocer a un hombre con sólo verlo caminar, con el rostro se puede mentir, con el andar es mucho más difícil.

CONSUMIR como un problema psicológico, compulsivo, cada vez más cosas. Uno se llena de cosas para desplazar el vacío interno. Comida, bebida, cosas…, ese es el hombre pasivo aunque con actividad aparente. La meditación, parar la mente, es de importancia vital.

Reflexión sobre la concepción clásica de ACTIVIDAD: se entiende como algo que da expresión a las fuerzas insitas en el hombre, que da vida, que ayuda a la eclosión tanto de la capacidades corporales como de las afectivas, tanto de las intelectuales como de las artísticas.

Cuando dirigimos nuestro interés a la conciencia debemos lograr una compresión cada vez mayor, el desarrollar una progresiva madurez, la fuerza del amor o de la expresión artística.

Todas las búsquedas: honores, dinero, poder, son pasiones que producen sufrimientos.

La psicología del comportamiento, que considera fundamentalmente al hombre como un mecanismo, rige el principio de que este reacciona ante determinados estímulos con determinadas respuestas, eso se llama ciencia. Quizá sea ciencia ¡pero humana no!, lo vivo, lo específicamente humano ni la roza. “Es imposible entrar dos veces en el mismo río”, “Todo fluye”.

HASTÍO: si no se tienen los medios para hacer algo vital, para producir algo o para recobrarse se sentirá el hastío como un peso, produce un hombre deprimido.

El hombre aprende mejor cuando la actividad misma produce satisfacción inmanente. El hombre sólo es el mismo cuando da salida a sus potencias innatas. El despliegue de las capacidades produce alegría. Los esfuerzos mentales producen un crecimiento de las células cerebrales.

LA CRISIS DEL ORDEN PATRIARCAL:

El padre es dueño y señor de la familia. Al padre le agrada ese hijo porque le obedece, lo distingue, lo elige.

En la estructura matriarcal las cosas ocurren de otra manera. La madre ama por igual a todos sus hijos.

En la sociedad patriarcal el principio supremo es el Estado, la Ley, la abstracción. En la sociedad matriarcal son los vínculos naturales, esos lazos que ligan entre sí a los hombres. No necesitan ser pensados ni construidos, están ahí simplemente como algo natural.

La religión del mundo occidental es de carácter patriarcal. Se describe a Dios como una autoridad, a diferencia por ej. del Budismo, en el cual tal instancia autoritaria no existe.

En oposición a la conciencia moral autoritaria existe una conciencia moral humanística. Esta conciencia está arraigada en el hombre mismo y le revela lo que es bueno y propicio para él, para su desarrollo, para su crecimiento. Su propia voz le orienta hacia un fin que esta potencialmente presente dentro de su organismo, en su cuerpo y su alma, y que le indica: por ahí vas bien, por allá vas por mal camino.

Desde la revolución francesa hemos vivido una serie de revoluciones, que por cierto nunca llegaron a realizar lo que prometieron y proyectaron, pero conmovieron las viejas estructuras y, ante todo, cuestionaron las relaciones autoritarias. La obediencia pasiva, mecánica y ciega esta siendo eliminada lenta pero seguramente. El hecho mismo de una revolución parcialmente lograda, prueba que la desobediencia puede triunfar.

Cuando una sociedad de abundancia que se puede permitir visitas a la luna, no está en condiciones de enfrentar el peligro de destrucción total, debe de aceptar que se la llame incompetente. Se muestra incompetente en los perjuicios ecológicos que amenaza la vida, nos enfrentamos a la miseria y a la hambruna en todas las zonas no industrializadas. Esto ha dado lugar a que se debilite con razón la confianza de la joven generación en nosotros y a que ya no se crea en la estructura y en el funcionamiento de la sociedad patriarcal autoritaria.

EL FRACASO DE LA RELIGION: La religión de la que somos depositarios, apoyada especialmente en la tradición judeocristiana, tiene tanto la función de explicar el mundo de la naturaleza como la de impartir principios morales, es decir, una ética. Estas dos funciones no tienen nada que ver una con otra. Sin embargo, al principio ambas funciones no estaban separadas. Parece como si la tesis de un Dios creador fuera mucho más simple de captar y de admitir que el hombre, en su estado actual, es el producto de principios que vienen desarrollándose por sí mismos desde hace centenares de millones de años, y que en cierta manera están sometidos al azar, o por lo menos, a las leyes de la selección natural.

La ética de la Biblia se practica pero no e predica. Nos movemos por dos carriles. Se elogia el altruismo, hay que amar a los hombres, pero al mismo tiempo la compulsión al éxito obstaculiza la práctica de estas virtudes. Se trata de la capacidad de cada uno y del coraje civil que se necesita para mantenerse en la verdad y en el amor, en lugar de sacrificar su propio yo por la ambición de progreso. En síntesis: con la “ética” que practica el capitalismo actual la religión no puede seguir siendo la representante de los valores, porque tampoco en esta función inspira ya confianza. Sin embargo el hombre parece que no quiere vivir totalmente sin religión, debe tener una perspectiva, una creencia que despierte su interés y lo eleve por encima de una existencia puramente animal. En nuestro siglo se esta desarrollando una nueva religión “ la religión técnica”. Esta religión tiene dos aspectos: -una ilimitada y no obstaculizada satisfacción de las necesidades, falsa abundancia que vuelve al hombre pasivo y desidioso. El fin de la técnica es la eliminación del esfuerzo.-El otro aspecto es que el hombre ha dedicado por cuatrocientos años su energía a conocer los misterios de la naturaleza, para poder dominarla. La técnica es la gran madre que alimenta a sus hijos, se debe hacer lo que técnicamente sea posible. La posibilidad técnica se convierte en obligación moral.

Hoy se matan civiles en las guerras de forma anónima oprimiendo botones, no se ve al enemigo por eso no surgen sentimientos de piedad o compasión. Se tortura para sacar información.

Pero millones de hombres se han vuelto sensibles a la múltiple aniquilación de la vida, y a la inhumanidad de las guerras, que ni siquiera sirven al instinto de conservación. Ya apunta una nueva moral del amor, por oposición a la del consumo, pero también como protesta contra formas y fórmulas vacías.

El Budismo constituye un excelente ejemplo de que en muchas culturas existen principios morales sin una base patriarcal autoritaria. Crecen sobre un terreno simplemente humano. El hombre se encuentra confundido y desdichado si no conoce un principio que para el y para su medio pueda valer como principio rector en la vida, ese principio no le debe ser impuesto desde fuera, sino que debe resultarle evidente en su intimidad.. El hombre siente en la profundidad de sí mismo la necesidad de comportarse moralmente. Lo inmoral le hace perder su armonía, su equilibrio.

CONTRA LAS LIMITACIONES DEL CRECIMIENTO HUMANO:

Los jóvenes al haberse liberado de los sentimientos de culpa provocados por la moral autoritaria, se hacen simpáticos  a muchas personas. Obtienen como signo distintivo la nueva honradez.

El hombre no sólo es responsable de lo que hace a sabiendas y de sus “buenas intenciones”, sino también de su inconsciente. Lo que habla por él son sus conductas, no sus palabras por sí solas. Los jóvenes no preguntan: ¿Qué pensaste al respecto?, sino que van más lejos:  “¿Qué hiciste? ¿Cuáles fueron tus motivos?

Entre los jóvenes la sexualidad ya no se vincula con sentimientos de culpa.

La intimidad corporal está lejos de procurar una intimidad anímica.

Los jóvenes no reconocen el orden patriarcal ni la sociedad de consumo, pero también ellos incurren en un tipo de consumismo, como en el caso del tráfico de drogas. La búsqueda de la droga con la tendencia a una creciente dependencia tiene muchos motivos, pero en todo caso es también expresión del homo consumens pasivo y corrompido. También esos jóvenes pertenecen a los hombres que siempre esperan algo que viene de afuera: el efecto de la droga, el efecto de la sexualidad, el efecto de los ritmos, que los hipnotizan, los arrastran, se apoderan de ellos, es decir, son profundamente pasivos. El hombre activo es el que no se borra, sino que es y sigue siendo sin cesar él mismo. Se vuelve más maduro, más adulto, crece. El hombre pasivo no compromete ninguna de sus fuerzas anímicas, y al final se vuelve débil, fatigado e indolente. El sueño que entonces comienza es más bien una especie de anestesia, una extenuación por el hastío, que una regeneración saludable.

Se deberían promover y satisfacer las necesidades que activan, vivifican y liberan a los hombres, de modo que no sean presas de las pasiones, ni se limiten a reaccionar a estímulos, sino que se sientan impulsados, con espíritu abierto e interesado, a desplegar sus fuerzas potenciales y a activarse y enriquecerse a sí mismos y a los demás elevando el nivel de los logros y realizaciones. Esto supone que se organice de otra manera el tiempo libre y el tiempo laboral.

Posted by Marcela 06 30, 13 Comentarios desactivados en Recensión del libro de Erich Fromm ” el amor a la vida”
Read More

RECENSIÓN DEL LIBRO EL PODER DE LA BONDAD de Piero Fierrucci

RECENSIÓN DEL LIBRO EL PODER DE LA BONDAD de Piero Fierrucci

Cuando alguien nos muestra  buen corazón nos hace bien, lo mismo ocurre cuando ofrecemos bondad. La bondad está ligada a lo más tierno e íntimo que llevamos en nuestro interior. Al tocar este núcleo de ternura, nuestro mundo afectivo se enriquece .

HONESTIDAD: Conocernos a nosotros mismos es condición sine quanom de la salud mental. En primer lugar debemos dejar que los otros nos conozcan sin mentiras ni dobleces. El no tener que fingir simplifica nuestra vida. Si en la base de la bondad hay falsedad, deja de ser bondad y se convierte en falsa cortesía. Ser honesto  significa asimismo reconocer un problema en lugar de fingir que no existe. La psicoterapia sólo funciona en una buena relación, y una buena relación solo es buena si es honesta.

CALOR HUMANO: El infierno es la ausencia de todo sentimiento. Es la negación del calo: un lugar tenebroso y siniestro en el que uno está solo y sin amor.

No podemos vivir sin el calor y la proximidad de los otros. El calor físico, es imprescindible para vivir. El calor es una necesidad biológica fundamental. El calor de otra persona nos tranquiliza, sana nuestras heridas, nos consuela y hace que nuestras posibilidades afloren. El calor pone de realce nuestra personalidad y hace que nos sintamos especiales e indispensables. No sólo basta con tocarse y abrazarse, el calor deviene una cualidad más sutil, la intimidad, no sólo física, sino psicológica y espiritual. Es la facultad de entrar y dejar que entren, de conocer y dejar que nos conozcan. De revelar nuestros sueños, nuestras facetas más extrañas y turbadoras. De vivir sin temor. El calor hace que la vida sea más fácil. En una situación cálida y amable es más fácil pedir un fvor y conseguirlo, decir cosas desagradables, aceptar y ser aceptados, reir y gozar. El calor humano en la infancia y mostrarse abierto al placer corporal es el medio más sencillo de transformar nuestra psicobiología de violencia en una psicobiología de paz. El calor de los padres en la adolescencia ayuda a estos a sentirse bien consigo mismos.

PERDON: Es un acto íntimo destinado a que nos reconciliemos con el pasado y saldemos viejas deudas. Antes de olvidar la injusticia, debemos sentirla y reconocerla plenamente. Es importante saber expresar nuestra ira, sin lastimar a nadie para que la bondad tenga cabida en nuestro corazón. Solo conseguiremos perdonar si nos situamos en el lugar del otro; si en vez de juzgarle tratamos de comprenderle: si somos lo suficientemente humildes para dejar de ser el santo patrón de la justicia, y lo bastantes flexibles para superar las ofensas y los resentimientos. Si hallamos en nosotros ese lugar en el que nos sentimos felices e íntegros, nos resulta fácil perdonar.

CONTACTO:  Los motivos por los que no tomemos contacto con los demás pueden ser : porque nos sentimos inferiores, superiores, tememos que nos invadan, o tememos sentirnos humillados o heridos. La facultad de entablar contacto es un don, conocer la forma idónea, el comentario, el lenguaje corporal que expresa receptividad y espontaneidad, una sonrisa, una mirada, sin invadir, nos llega a lo más profundo. Existen diversas formas en que podemos crecer: a través de la creatividad, la música( sincronizar las almas con el ritmo), la poesía, la meditación, mostrándonos receptivos a la belleza, a través del ejercicio físico, la oración…..Son personas capaces de evocar el alma. El contacto es una puerta a través de la cual fluye la bondad.

SENTIRSE INTEGRADO: En nuestra época fluctuamos entre dos opuestos: la uniformidad y el anonimato de la masa, y la fascinación de la originalidad del individuo. Con frecuencia olvidamos que pertenecemos a una comunidad. La sensación de que formamos parte de un todo más importante que nosotros, con el que estamos física, mental y espiritualmente ligados, es necesario para nuestro bienestar.

CONFIANZA: Nos ayuda y enriquece, multiplica nuestras posibilidades. “ Sé que eres de fiar”. El regalo de la confianza demuestra nuestra relación  otorga poder a la otra persona y amplía sus posibilidades. No podemos controlarlo todo, al abandonarnos obtendremos un importante beneficio espiritual, nuestro corazón se abre.

PRESTAR ATENCIÓN: Si uno piensa en el pasado y anticipa el futuro, no vive el momento presente. Siempre estamos inmersos en el presente.  Cada momento es una sorpresa. Prestar atención, estar despierto, constituye la base de la bondad.

EMPATIA: La capacidad de comprender los sentimientos y puntos de vista de otras personas. Nos alegramos cuando alguien comparte nuestros momentos felices, pero cuando tenemos problemas es cuando más necesitamos que alguien nos comprenda.

La compasión es el resultado último y más noble de la empatía. Es una cualidad espiritual, nos aleja de nuestro egoísmo y codicia. La compasión es la relación en su estado puro, sin juicios de valor.. Me sentiré comprendiendo por usted y usted por mí. Si usted sufre, desearé que su sufrimiento cese, y si yo sufro, sé que usted me apoyará. Si usted es feliz, yo lo seré también, y si las cosas me van bien, sé que usted se alegrará.

HUMILDAD: Conocer nuestro puntos débiles y aceptarlos, por doloroso que sea. Ser honestos con nosotros mismos. Cuando la imagen y la sustancia coinciden, tenemos humildad. No tratamos de parecer distintos, nos mostramos cómodos con nuestros defectos y debilidades.

No somos el centro del universo. Los que se contentan con lo que tienen son más felices que otros.

PACIENCIA: es la habilidad de comprender y respetar nuestros ritmos y los de los demás. Podremos conocer la naturaleza del otro más íntimamente.

GENEROSIDAD: Sentirse parte de un todo en el que es posible compartir recursos, emociones y nuestro propio ser. Para la persona generosa los límites se hacen permeables. Lo que es tuyo- tus sufrimientos, tus problemas-, también es mío. Esto es compasión. .Lo que es mío-mis, bienes, mi cuerpo, mis conocimientos y facultades, mi tiempo y mis recursos, mi energía-, también es tuyo: generosidad. Somos capaces de dar lo que es más preciado para nosotros. Nos hacemos más libres.

RESPETO: Nos aceptan por lo que somos, no por lo que podemos llegar a ser. Al ver, damos vida, nuestra atención aporta energía. La mirada es creativa porque es capaz de conmover y transformar a las personas. Ser capaces de ver el alma de la persona. Si cambio mi percepción sobre ti, tu cambiarás. También nosotros nos haremos diferentes si vemos las cualidades de los demás. El respeto no es sólo ver, sino en escuchar con oídos atentos. Una auténtica comprensión requiere pausa y atención. Capacidad de escuchar lo que el otro dice, lo que no se dice y cómo lo dice ( oímos la voz del alma). El respeto es reconocer al otro plenamente. Dejar que los demás sean como son.

FLEXIBILIDAD: Todo está en constante cambio, nuestro cuerpo, nuestras ideas, los amores, la amistad. La única forma de sobrevivir está en el arte de adaptarse a los acontecimientos que nos pillan siempre por sorpresa. Es una sabiduría práctica, una inteligencia que vive en el presente y que posee la facilidad para adaptarse a las nuevas circunstancias. También es una cualidad espiritual en el sentido de saber liberarnos de nuestras ataduras, prestar atención al presente y aceptar las cosas como son.

MEMORIA: Nos sentimos unidos a las personas que comparten con nosotros ciertos recuerdos del pasado. Esta memoria es esencial. Muchos aspectos de nuestra personalidad dependen de cómo fue nuestra relación con la madre de pequeños. Las personas que pertenecen a nuestra historia forman parte de nosotros, y necesitamos su presencia y apoyo para sentirnos fuertes e íntegros.

 

LEALTAD: Es la capacidad de durar a pesar de los momentos difíciles y problemáticos. Significa estar con. En la relación que hemos tenido con nuestra madre debe haber habido apoyo infinito, no a cambio de beneficios, no debido a un don o talento, a si somos guapos o feos, sañoso enfermos, inteligentes o estúpidos. Nuestra madre nos ha amado en todo caso, incondicionalmente. Así nos programamos para ofrecer  y recibir lealtad.

La lealtad va unida a la fiabilidad( coherencia interna) y a la fidelidad( a nuestros propios sentimientos).

GRATITUD: Reconocer el valor de lo que la vida nos ofrece. Comprendemos que no podemos arreglárnoslas solos, que nuestra felicidad depende de que hayan otras personas ( debemos renunciar a nuestro orgullo). La verdadera gratitud nace sólo cuando están presentes la solidaridad y la conciencia del mal.

SERVICIO: Cuando alguien tiene un gesto amable con nosotros lo recordamos siempre. Hay muchas formas de poder hacer que otro ser humanos se sienta mejor. Al sentirnos útil para el otro aflora lo mejor de uno mismo. Dejamos temporalmente nuestras necesidades para ayudar a los demás. Esto nos libera de nuestro ego y es la clave de nuestra libertad. El triunfo de corazón.

ALEGRIA: Tener un talante feliz y optimista constituye la base de la bondad. Tener sentido del humor, ser capaz de ver las contradicciones y los absurdos de nuestra vida y no tomarnos excesivamente en serio nos hace más libres, como lo es nuestra conciencia. La alegría proviene de ser capaces de hallar un significado en nuestra actividad, cuando todo el ser se implica en un actividad que implica disciplina, atención y pasión. Nos hace felices gozar de la belleza de la naturaleza, estar en compañía de alguien a quién amamos, realizar una actividad física, leer un libro, escuchar música, redescubrir la soledad. Es esencial ser transparente en las intenciones. No hay orgullo, ni expectativas. Ignorante y satisfecho, el hombre bondadoso recorre los senderos del mundo repartiendo felicidad a todos.

Posted by Marcela 06 30, 13 Comentarios desactivados en RECENSIÓN DEL LIBRO EL PODER DE LA BONDAD de Piero Fierrucci
Read More

Recensión del libro INFANCIA, LA EDAD SAGRADA de Evania Reichert

Recensión del libro INFANCIA, LA EDAD SAGRADA de Evania Reichert

Este libro tiene como objetivo enseñarnos a cuidar la estructura del carácter del niño para que se desarrolle de una forma equilibrada.

Nos señala la gestación como un período de formación celular y cerebral que da inicio a la vida neurovegetativa, siendo de vital importancia la prevención desde este período para evitar psicopatologías graves, así como la atención de la madre en el parto por el equipo de una forma afectiva y sensible.

Nos hace comprender lo relevante que es para el sano desarrollo psicológico el contacto-vínculo afectivo en los tres primeros años de vida, período en donde se da un extraordinario aumento de la producción de sinapsis (conexiones entre las neuronas).

Nos indica cómo un buen cuidador debe respetar los impulsos de autonomía y poner especial atención en el ritmo orgánico del bebé, sabiéndole sostener corporal y emocionalmente. Ser cuidadoso en no interferir en espacio y en el tiempo que necesita el bebé para que se produzca la autorregulación necesaria en el proceso de maduración.

Así mismo ha de procurar una presencia auténtica, no reactiva, con acciones precisas, intentando que fluyan unas dosis óptimas entre frustración y satisfacción.

Profundiza en el acorazonamiento que se produce en las distintas etapas evolutivas del niño cuando se bloquea el flujo del movimiento vital propio del desarrollo, relacionándolo con la neurosis y la enfermedad.

Evania Reichert nos da una visión contemporánea de Wilhelm Reich aplicada a la educación de los niños y cuenta a su vez con la aportación de otros autores como: Winnicott, Erikson, Naranjo, Bion, Maturana, Vygotsky, Piaget y Federico Navarro.

 

Posted by Marcela 06 30, 13 Comentarios desactivados en Recensión del libro INFANCIA, LA EDAD SAGRADA de Evania Reichert
Read More