Curso/taller Mindfulness: Siete Puertas hacia la Atención Plena

Curso/taller  Mindfulness: Siete Puertas hacia la Atención Plena

Próximamente en Espacio Ronda presentamos el dia 5 de abril a las 20horas el curso/ taller de Mindfulness y Psicología Integral: Siete puertas hacia la Atención Plena.

Duración del curso 15 horas. Los sábados 21,28 de abril y 5,12 y 19 de mayo por la mañana de 10,30h a 13,30h.

El precio total del curso son 175 euros. ( material incluido)

Posted by Marcela 03 23, 18 Comentarios desactivados en Curso/taller Mindfulness: Siete Puertas hacia la Atención Plena
Read More

LA OLA Y EL AGUA

LA OLA Y EL AGUA

LA OLA Y EL AGUA

En el Budismo se utiliza mucho la visualización de la ola y el agua para escenificar dos mundos que están relacionados: el mundo de los fenómenos, donde todo tiene un nacimiento y muerte, es grande o pequeño, alto o bajo, más o menos hermoso y la Unidad. Podemos apreciar que la ola crece y decrece, cómo surge, nace, se entrega y se deshace en el océano. Vemos el movimiento de las distintas olas, unas son más altas que otras, todas únicas y diferentes.

Intuimos también que las olas son agua y que a una ola le es posible vivir

su vida al mismo tiempo como agua. La metáfora equipara la ola al mundo de los fenómenos y el agua representa el mundo numénico. Esta es la danza que nos mueve a los humanos con sonidos que transitan entre lo razonable y algo incognoscible para la razón, más allá de todo tipo de conceptos.

Al abrirnos al misterio de lo infinito, de lo eterno, que en palabras de Ana María Schlüter es un misterio que nos sostiene, comenzamos a observar todo lo que sobra para Ser, sencillamente Ser.  Se van cayendo ideas, fijaciones, aflicciones, batallas perdidas, ilusiones… Vamos soltando todo lo que

nos sobra, liberándonos de apegos, aversiones y falsas ilusiones. Y así, poco a poco, con mucho amor y paciencia entramos en comunión con la armonía de habitarnos completamente. Nuestra mente se llena de un vacío fértil donde sentimos la unidad del agua a la vez que la brisa del viento; donde percibimos el constante cambio y la impermanencia desde una quietud silenciosa que nos invita a vivir un momento sin tiempo. Cesa la lucha por unos instantes eternos y todo está bien en el ahora. Nos damos cuenta de que somos mucho más que esa identidad que nos había absorbido en exigencias sin sentido. Se deshacen las máscaras que nos alejan de ser personas, los velos que ensombrecen nuestro movimiento para dar paso a una mirada más clara y verdadera.

Desde este estado de serenidad, despertamos con fuerza a cada instante, nos hacemos plenamente presentes a la dulzura de existir, en ese estado de clama percibimos la conexión de todo con todo. Comprendemos, perdonamos, agradecemos y respiramos cada paso abiertos a lo nuevo. En esta confianza a la vida, habitamos la verdadera felicidad.  Deshacemos a la vez todas aquellas construcciones mentales que nos separan, que se resisten a construir, colaborar, ayudar y acompañar en el camino. Nos hacemos fuertes en la sencillez de saborear el latido de un corazón que sonríe entre corazones para siempre.

Y es así como la ola se deshace en el Oceano.

 

Posted by Marcela 03 21, 18 Comentarios desactivados en LA OLA Y EL AGUA
Read More

LA IMPERMANENCIA

¿Cuál es la esencia de la meditación?

En el Budismo ser un Buddha es ser alguien que ha despertado a la naturaleza de la vida, la muerte y del mundo en que vive, despierto al cuerpo y a la mente.

Sólo podemos despertar a la verdad que está aquí cuando abandonamos nuestras fantasías, recuerdos y cosas, y venimos al presente.

En este caminar  descubrimos que nos volvemos lo que hacemos; que creamos el modo que será nuestro futuro; que hay una causa efecto en el continuo movimiento de la vida. De manera que si voluntariamente, en paralelo a desarrollar el estado de paz y de calma al que nos lleva la sentada, cultivamos la generosidad, la amabilidad, la conciencia y el dar, seremos felices, sentiremos cómo circula nuestra vida sin temor y descubriremos la felicidad en esta generosidad.

El Buddha nos decía: “Si mantienen un nivel básico de no dañar, que es llamado Virtud, si sus palabras son honestas y útiles, si sus acciones son veraces y útiles, y están basadas en la amabilidad, su mundo comenzara a volverse amable”.

En este caminar despiertos aprendemos a estar en nuestro cuerpo, nuestros sentidos, a percibir la experiencia directa de las cosas y comenzamos a darnos cuenta de algunas características del camino:

La impermanencia: sabes que cuanto más de cerca observas más comprendes que lo que miras está cambiando. Todas tus experiencias de los sentidos cambian. ¿Cómo te relacionas con el cambio? Comienzas a ver que las cosas son impermanentes, que el apego, el aferramiento no funciona. Te encuentras con lo que Alan Watts llamó “la sabiduría de la inseguridad”, la habilidad de fluir con las cosas, de verlas como un proceso de cambio, también ves que hay sufrimiento si nos apegamos a ellas.

Nos sentamos para despertar. Nos preguntamos: ¿Para qué nos sirve darnos cuenta de esta impermanencia?, ¿Qué significado tiene en nuestra vida? Pues esto nos enseña un modo de conciencia, nos invita a tocar la belleza en los valores que se vislumbran eternos, a tener un sentido de la ética, a unir nuestro cuerpo y mente, nuestro corazón y nuestras acciones, a ser conscientes de nuestra habla, nuestros pasos, haciendo de cada una de estas pequeñas cosas parte de lo que nos permite crecer y vivir.

Al permitirnos  saborear en profundidad cada instante presente, nos percatamos también de nuestras limitaciones, y nos acercamos a habitar la sencillez de lo que significa estar aquí, y aprendemos a configurar nuestra humilde y relativa realidad con los sutiles fragmentos de la vida cotidiana. La atención al presente nos permite disfrutamos del camino, ver allá lejos la luz, subir ligeros  los peldaños amorosos, apuntando sin tregua a un para siempre, a un para todos.

Caminar despiertos es asentar en tu cuerpo la felicidad de ayudar con todo nuestro corazón al bienestar de todos los seres, reconocer que siempre has podido hacer un poco más. Es en definitiva encontrar la alegría en la virtud, y como nos indica nuestro sabio y querido maestro Thich Nhat Hanh, poder sonreír con cada respiración.

 

 

 

 

 

Posted by Marcela 02 27, 18 Comentarios desactivados en LA IMPERMANENCIA
Read More

EL MAESTRO DEL CORAZÓN Annie Marquier

EL MAESTRO DEL CORAZÓN ( Annie Marquier)

Que los principios intelectual y emocional se unan en armonía, (en lugar de combatirse), para servir al ALMA de la que deben ser instrumentos sensibles y eficaces.

Al hablar de emociones tenemos la complejidad de los condicionamientos sociales, culturales o morales. Nuestro pensamiento produce emociones.

Los científicos nos muestran que no es el cerebro el que genera conciencia, sino que es el nivel de conciencia del individuo el que determina que partes del cerebro van a ser activadas.

Nuestra percepción de la realidad circuitos:

  • La información llega a la amígdala cerebral, el miedo, el instinto: continuidad de la especie, proteger el territorio…

La amígdala cerebral y el sistema límbico son depositarios de “memorias” trasmitidas de generación en generación. La reacción automática de la amígdala no siempre es acertada.

  • Con el Cortex o corteza cerebral, donde reside la inteligencia mental: te permite rectificar la percepción y reestablecer la realidad no peligrosa de la situación.

La utilización del sistema límbico es automática, la del cortex es opcional, resulta de una decisión consciente.

 

Formación del EGO actual: Estos mecanismos de supervivencia nos separa a unos de otros y de todo lo que nos rodea:

El pánico: miedo a carecer, a no ser amado, a la soledad, al futuro, a la autoridad, a lo desconocido (tenemos temor a todo aquello que amenace la identidad del ego)

Placer: La búsqueda desenfrenada de placer personal le priva al ser humano del verdadero gozo, el que colma profundamente el corazón. El instinto sexual utilizado de modo primario origina sufrimiento.

Poder: Dominación, manipulación, competición, humillación, egoísmo. Cuanto más desarrollada este la mente, más activa puede ser la búsqueda de poder.

No es cuestión de reprimir las emociones, hay que conocerlas y controlarlas: liberar el inconsciente.

La evolución es el resultado del esfuerzo consciente.

La apertura del espíritu y el interés por aprender cosas nuevas garantiza el desarrollo armónico de la mente. El ser humano puede modificar la forma de los circuitos de neuronas en su cerebro. Es una consecuencia física de la capacidad que tiene para modificar los circuitos de la conciencia.

Una de las primeras tareas que hay que realizar es desarrollar una personalidad bien integrada con un fuerte ego. El alma quiere moverse por el mundo con un buen vehículo. (La evolución del hombre es la evolución de sus consciencia).

La conciencia no puede evolucionar de manera inconsciente. La evolución del hombre es la evolución de su voluntad y la voluntad no puede funcionar de manera involuntaria. La evolución del hombre es la evolución de su facultad de hacer.

Permanezcamos atentos y aprendamos a conocer LA MENTE tal y como es, dejar de identificarnos con la parte automática vinculada a lo emocional y desarrollar el neo córtex, ser cada vez más inteligentes.

Intentar escapar de la materialidad mediante la huida a la trascendencia, no nos dará la verdadera felicidad ni tampoco la libertad. Estamos en el mundo físico porque tenemos algo que hacer aquí, algo que aportar. (Vivir el ying y el yang mediante la unión del espíritu y la materia).

La capacidad de adaptación es una cualidad del ser humano pero también puede ser una trampa porque nos deja atrapados entre hábitos de sufrimiento, limitantes que nos aleja de nuestro poder creador.

Se llega a un punto de bifurcación: a) o se desaparece con el entorno o

  1. b) se reorganiza completamente a un nivel superior.

Se requiere un cambio radical en el nivel de conciencia para que el mundo sobreviva y se encuentre impulsado hacia una realidad distinta, que a diferencia de la anterior pueda generar felicidad, abundancia y libertad para todos.

La búsqueda interior aporta una mayor sensibilidad y por tanto una mayor incomodidad a nivel físico, mental, emocional. Es un signo del caos al que se ha de llegar antes de que se produzca una reorganización interior “La noche oscura del alma”. Se produce un estrés ante sentirte impotente o estúpido por seguir atrapado en el torbellino de preocupaciones y tensiones. A veces se echan de menos aquellos benditos tiempos de inconsciencia.

Aceptar una situación te permite cambiarla, mientras que resistirte a ella te mantiene cautivo en sus redes.

EL CORAZON CONTIENE UN SISTEMA NERVIOSO INDEPENDIENTE específico y bien desarrollado. Se descubrieron en el mas de 40.000 neuronas, una red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

Así pues el corazón juega un papel a nivel de la inteligencia y percepción de la realidad.

Hay una comunicación del CORAZON hacia EL CEREBRO. Cuatro clases de conexiones que parten del CORAZÖN y van hacia el cerebro:

Neurológica: mediante la trasmisión de impulsos nerviosos.

Bioquímica: mediante hormonas y neurotransmisores

Biofísica mediante ondas de presión

Energética: mediante interacciones electromagnéticas.

El corazón puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

El cerebro del corazón puede influir en nuestra manera de pensar y de ver las cosas y por tanto en nuestras reacciones emocionales a la realidad.

El corazón produce la ANF: una hormona que asegura el equilibrio general “homeostasis”. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés, en especial el CRTISOL. Además el corazón segrega su propia adrenalina, sintetiza otras hormonas. Produce la occitocina, la hormona del amor.

Se ha demostrado que cuando se experimentan emociones positivas como la gratitud, compasión y perdón: el campo magnético tiene un aspecto ordenado “espectro coherente”. El campo magnético del corazón se extiende de dos a cuatro metros; y todos los que nos rodean perciben la información energética de nuestro corazón.

Cualquier sistema oscilatorio, tanto físico como biológico, funciona al máximo de su capacidad y con el mínimo de energía cuando existe sincronicidad entre todas sus partes. La coherencia perfecta entre todas ellas hace que el rendimiento del sistema sea máximo..

Pues bien, de todos los elementos que componen el cuerpo físico, el oscilador biológico más potente es el corazón.

Cuando el corazón, oscilador jefe, puede imponer su ritmo, los demás oscilatorios del cuerpo, tanto a nivel físico como emocional o mental, se armonizan entre sí automáticamente siguiendo el ritmo marcado. Entonces todas sus funciones específicas se expresan de una forma óptima: es decir, el cuerpo tiene una salud perfecta. Las emociones son estables, positivas, intensas y generosas. La mente es abierta, portadora de una inteligencia superior y creativa.

Vibración de frecuencia cardiaca. Hay dos clases de frecuencia cardiaca:

ARMONIOSA: con ondas amplias y regulares: toma sistemáticamente esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos elevados y generosos de apertura y benevolencia “positivos”, y se encuentra interiormente centrada y serena, presente y vigilante pero relajada.

DESORDENADA presenta una gráfica desordenada con ondas estrechas e incoherentes. Aparece cuando la persona tiene pensamientos “negativos” emociones nocivas como miedo, ira, desconfianza y se encuentra en un estado de agitación o estrés.

La ARMONIOSA es la voluntad del corazón, si respondemos a ella viviremos en un estado de coherencia.

Nuestro bienestar depende de la calidad de nuestras emociones y pensamientos.

Podemos apaciguar la alarma de la amígdala si escuchamos al corazón

Posted by Marcela 12 15, 17 Comentarios desactivados en EL MAESTRO DEL CORAZÓN Annie Marquier
Read More

LA FUERZA DE LA VIDA, TALLERES

VM194-ARTICULO MARCELA VERDEMENTE

Posted by Marcela 10 26, 17 Comentarios desactivados en LA FUERZA DE LA VIDA, TALLERES
Read More